¿Por qué #ConsumeDentro?

Si eres una empresa de la Economía Solidaria o si eres parte de ella, como trabajadora, voluntaria o consumidora, seguramente tengas claros los motivos por los que consumir y participar en el circuito económico de la Economía Solidaria, como parte de ella que eres.

Lo recogemos en estas líneas para recordar la importancia de consumir dentro de la Economía Solidaria. Porque cuando Consumes Dentro estás…

  • Impulsando un consumo sostenible, transformador y con impacto social y medioambiental, implicándote en la construcción de una sociedad más justa y sostenible.
  • Contribuyendo a hacer posibles muchos proyectos sociales que impactan en positivo en el día a día de aquellas personas que más lo necesitan.
  • Validando con tu compra las prácticas de organizaciones democráticas, transparentes, éticas, solidarias y sostenibles.
  • Haciendo comunidad. La Economía Solidaria es una gran familia y fortaleciendo su circuito económico estás cuidando y poniendo en práctica el apoyo mutuo y la solidaridad que más nos caracteriza, apoyando en momentos difíciles a empresas de tu entorno y que cuidan lo que tú también cuidas.

Porque, además, cuando consumimos en el Mercado Social de la Economía Solidaria estamos directamente consolidando el poder y la capacidad de su circuito económico, fortaleciendo estructuras, relaciones y dinámicas que:

  • Difunden el valor añadido y beneficios de los productos y servicios de las entidades sociales, fortaleciendo así su potencial de comercialización.
  • Fomentan espacios de intercooperación y el desarrollo de herramientas de gestión, innovadoras y adaptadas a las necesidades específicas de las empresas de la Economía solidaria.
  • Apoyando a entidades con los mismos mismos valores que tiene la entidad donde trabajas o colaboras, reforzando así el circuito del Mercado Social de la Economía Solidaria.

Y es que además, comprar en el marco de la Economía Solidaria es una grata experiencia porque:

  • Encontrarás lo que necesitas en tu vida diaria: alimentación, energía, banca, textil, servicios de asesoría, opciones de ocio…, recogidos en un amplio catálogo de productos y servicios de lo más variado.
  • Todos los productos y servicios provienen de entidades sin ánimo de lucro, que apuestan por la equidad, el trabajo digno, la cooperación, la sostenibilidad y el compromiso con el entorno, por lo que tu compra será una compra ética y sostenible.
  • Estarás así siendo coherente con tus ideas, haciendo de tu consumo diario una práctica ejemplar para la consolidación de otros valores más solidarios, democráticos, justos y sostenibles.
  • Es fácil y agradable, porque se generan en relaciones cálidas, de cercanía y confianza.
  • La satisfacción intrínseca que da saber que destinas tu fuerza económica a sostener iniciativas que sí te representan.

“Lo tengo claro, quiero registrar mi compra y contribuir a todo esto…”